Juan María Traverso: “Los argentinos pensamos que porque sabemos acelerar un auto y hacer trompos manejamos bien”

- Publicidad -

Juan María Traverso, visitó nuestra ciudad, en el marco de la semana de Seguridad Vial. En el Chivo Café, brindó una conferencia de prensa para los medios locales y luego realizó una charla sobre capacitación Vial y automovilismo para los presentes. Además contó anécdotas de sus carreras, particularmente sobre sus enojos. También recordó el festejo que le realizó su familia cuando informó que se retiraba del automovilismo. “Nunca me había dado cuenta que los que más sufrían eran mis hijos cuando corría”.

Sus comienzos en la seguridad Vial

“Comencé con la Asociación Argentina de Volante, hace más de 10 años, pero de una manera distinta, recorríamos los países hablando de seguridad deportiva por la cantidad de accidentes que ocurrían en el automovilismo. Poco a poco, se fue mezclando con los accidentes que ocurrían en la vía pública; ahí comencé a estudiar mucho, a conocer las normas y cuando nació la Agencia de Seguridad Vial, hace 8 años nos incorporamos y ahí comenzamos a hacer campañas de concientización por todo el país”.

En Argentina se maneja mal

- Publicidad -

Unos de los ítems que resaltó fue que en nuestro país se maneja muy mal. “Los argentinos pensamos que porque podemos pasar vehículos en la ruta de forma ajustada, saber acelerar un auto, hacer trompos, creemos que manejamos bien, y las otras personas que no hacen esto, también creen que manejan bien y la realidad quienes manejan bien, son los menos”.

“El corredor de auto, por ejemplo maneja mejor porque sabe lo fácil que es perder la vida corriendo y no la  subestima, el automovilismo le enseñó lo fácil que es perder la vida y tiene más respeto”.

“La Educación Vial, en nuestro país lamentablemente no existió nunca; la Agencia tiene 8 años de vida, eso no es nada, y este mal ejemplo lo traemos de generación en generación y revertirlo nos va a llevar mucho tiempo”.

 

¿Por qué?

“Los motivos son muchos;  de acurdo al vehículo es el arma q tenemos, subestimamos la vida de una manera increíble;  pensamos que no nos va a pasar nada, somos especialistas en decir que la culpa es del otro. A la licencia de conducir se accede muy simple, el examen es sencillo. Por ejemplo, yo no sé estacionar, me cuesta mucho, con lo cual yo creo que se necesita más rigurosidad en los exámenes teóricos y prácticos”.

Te puede interesar
Se conformó un nuevo comité, con autoridades locales y provinciales, “en el marco de un fuerte crecimiento de casos”

“También hay una realidad y un problema que se suscita en ciudades del interior que por ser conocido o amigo nadie le saca el permiso de conducir a nadie. Por ejemplo, en mí pueblo, Ramallo, tenemos un médico que tiene 90 años, el Intendente amigo mío me dijo “por qué no le decís que no maneje más”; yo le dije “por qué no le decís vos y él me contesta que no podía porque había atendido a su padre, lo atiende a él y esto es lo que pasa.  A mi viejo le saqué el registro yo, le dije un día basta papá y lo tuve que hacer porque lamentablemente el sistema no te dice basta”.

¿Cómo lo revertimos?

“Yo soy de la idea que hay que poner todo el esfuerzo en los jóvenes, nosotros ya no nos educamos más, el cambio está en los chicos. Capacitar a todos los maestros, no educar, sino capacitar, porque la capacitación es en la Escuela y la educación en la casa. Tenemos que apuntar a los jóvenes”.