La Escuela Secundaria N°5 y la Agraria de Cazón recibieron tres aulas modulares para ampliar su espacio

Fernández, Moreno, Polimeno y Negri, en la llegada de las aulas a la Escuela N°5

A través de la gestión del Consejo Escolar, la Escuela Secundaria N°5 y la Escuela Agraria de Cazón recibieron tres aulas modulares repartidas en dos y una, respectivamente. Si bien el objetivo es realizar la obra de ampliación en las instituciones, lo cual ya se encuentra proyectado, el aumento de la matrícula hizo necesario el aporte provisorio de estas aulas, las cuales fueron rentadas por la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar.

“Estamos muy contentos, dando respuestas desde la Provincia de Buenos Aires, desde la Dirección General de Escuelas, desde la Dirección de Infraestructura Escolar, a esta demanda tan sentida por la comunidad de la Escuela Secundaria N°5”, expresó Nélida Polimeno, integrante del Consejo Escolar.

La empresa Basani fue la encargada de entregar estas aulas listas para utilizarse, a las cuales luego se les realizará la conexión de electricidad y también se gestionará el mobiliario desde el Consejo Escolar. Tienen capacidad para 25 estudiantes, y fueron alquiladas por algunos meses.

“Esto es una situación momentánea, porque la idea por supuesto es la construcción de las aulas que realmente se necesitan para la Secundaria N°5, pero es importante que las podamos tener ya acá porque es un alivio poder trabajar más cómodos”, admitió la presidenta del Consejo, María Rosa Negri.

 “Yo siempre digo que las condiciones de la escuela, el punto de partida, debe ser la igualdad. Si queremos brindar una enseñanza y aprendizaje de calidad tenemos que tener todos nuestros estudiantes con las condiciones materiales mínimas. Digo ‘mínimas’ porque, como dijo María Rosa, aquí hace falta pensar un proyecto de refuncionalización de Escuela Primaria y Secundaria o construir una nueva escuela para la Primaria N°3, como en un momento la Unidad Educativa de Gestión Distrital (UEGD) había pensado”, agregó Polimeno.

Luego, el director de la institución Luis Fernández sumó: “Para nosotros es un acontecimiento más que importante por todas las dificultades que se venían generando a medida que iban transcurriendo los años. El crecimiento fue exponencial, en cuatro años de gestión creció un 70% la matrícula, sobre todo en el ciclo superior: la orientación de la escuela, los proyectos, hicieron que los alumnos se quedaran una vez que terminaban el ciclo básico. Además se sumaron estudiantes de otras instituciones”.

En ese sentido, Polimeno remarcó la labor realizada en la Secundaria N°5: “La fuerza y pasión de este proyecto institucional que hace crecer la matrícula de en un 70% en cinco años, que tiene claridad en los objetivos institucionales, que hay un colectivo humano de trabajo para conseguir objetivos: de eso nos habla el crecimiento de esta escuela. Más allá de las paredes, las escuelas tienen que poder crecer a partir de sus proyectos instituciones.   Nuestros equipos institucionales van por ese sendero”.

Fernández también destacó que “la Escuela Primaria N°3 compartió espacio para que la Secundaria pudiera trabajar más cómodamente”, y destalló: “En su momento la Primaria cedió un salón, con todo lo que lamentablemente significó para ellos, porque se les quitó un espacio que era importante para ellos. Pero era imperiosa la necesidad de que los alumnos cuenten con su aula porque dábamos clases en el comedor, afuera… Nos superaba a todos. Insistimos mucho con esto, y por suerte se pudo destrabar con Poli y María Rosa”.

Por último, Negri expresó: “Quiero destacar que estos acontecimientos surgen ya que el Consejo Escolar, tanto en esta gestión como en las anteriores, escucha las voces, de la UEGD. Ahí surgen las necesidades de estas instituciones. Estamos en trabajo continuo para que las escuelas tengan resueltas sus necesidades”.