La RTV de Saladillo lleva más de 8000 obleas para la circulación en todo el territorio provincial y nacional: “La gente sigue confiando en nosotros”

La sede permanente de la Revisión Técnica Vehicular (RTV) en Saladillo, ubicado en la Ruta Nacional 205 y Frocham, continúa trabajando de lunes a sábado para entregar la Revisión Técnica Obligatoria, y con ella el permiso para circular en todo el territorio provincial y nacional, de acuerdo a la Ley Nacional de tránsito N° 24.449. Los turnos se solicitan en www.rtvsaladillo.com.ar, de lunes a viernes de 8:00 a 17:00 y los sábados de 8:00 a 12:00.

“La gente está viendo tener el auto listo y no amontonarse a último momento, cuando no vamos a poder atender toda la demanda de Saladillo. También tenemos otro taller en la zona, en Chacabuco, y eso es bueno porque la gente sigue confiando en nosotros, en nuestra empresa, y seguimos expandiéndonos”, contó Edgar, encargado del comercio, en diálogo con ABC Saladillo.

Luego de tareas de desinfección realizadas en la planta, Edgar contó: “Seguimos cuidándonos, cuidando a la gente cumpliendo con todos los protocolos y desinfección permanente. No estamos trabajando a pleno, pero sí con muchos turneros tanto para saladillenses como para gente de localidades vecinas. También estamos colaborando con la fuerza policial en los operativos, con el personal de salud”.

La gente al principio tenía dudas, pero ahora tenemos más de 8000 obleas pegadas en nuestro taller, y ni un solo reclamo. Quedó comprobado que nuestras obleas pueden circular en todo el territorio nacional: como dice la ley, para salir a circular tiene que tener una RTO. Durante 27 años fue difícil que no relacionáramos la oblea con el monopolio de una marca, pero lo que se necesita es una RTO”, aclaró el encargado, quien luego fue consultado por las dudas que generó la llegada de una nueva marca y con sede permanente a Saladillo:

En una radio estuvo el Director de Tránsito y respondió que el Municipio avalaba nuestras obleas, pero eso lo debería decir también en la calle. Uno no entiende por qué lo tenemos que seguir aclarando nosotros continuamente y no los funcionarios. A veces hay malas intenciones atrás, pero lo que tiene que saber la gente es que todo se distribuye en los talleres de Saladillo, en empleados de Saladillo, en alquiler que queda en Saladillo… a veces vienen empresas de afuera a llevarse lo de Saladillo”.