“Lo que los comerciantes quieren, tomando los máximos recaudos, es trabajar”, asegura Repetto, de la Cámara de Comercio

Imagen ilustrativa (una de las reuniones en el marco de las acciones preventivas al Covid)

Alejandro Repetto y Juan Javier Gualberto, vicepresidente y presidente –respectivamente- de la Cámara de Comercio, se reunieron con el Secretario de Desarrollo Local, Vladimir Wuiovich, y el intendente José Luis Salomón, para evaluar la propuesta enviada al Gobierno de la Provincia por la habilitación de nuevos rubros comerciales. “Hay optimismo en que nos va a conceder la autorización”, afirma Repetto.

En principio, Repetto contó que “la reunión fue convocada por el intendente, para ver qué lineamiento tomar sobre el cierre de esta etapa de cuarentena que debería producirse el domingo, y ver de alguna manera qué rubros podríamos sugerir a la Provincia para elevar a Nación y que empiecen ahí”. En ese sentido, agregó: “Nosotros la única función que estamos cumpliendo en esta esta etapa es lo que tenemos que hacer, representarlos y tratar de que todo llegue a buen puerto”.

A propósito de las inquietudes que le llegan a la Cámara de Comercio, Alejandro contó: “Lo que le pasa al comerciante es que ve que van pasando los días y van quedando pocas reservas o recursos. Lo que todos piden es que los dejen laburar extremando las medidas sanitarias”.

Se formó un grupo de WhatsApp con más de 200 comerciantes, más otros con grupos de almaceneros; son como 350 comerciantes de Saladillo que se están agrupando con un mensaje común”, agregó Repetto, quien asegura que los comerciantes, además, “también que les llegue la información de primera mano”.

“Lo que los comerciantes quieren, tomando los máximos recaudos, es trabajar. Son conscientes que es peligroso, pero lo que tiene Argentina es que no tiene resto: ni el Estado, ni las instituciones, ni los privados tienen resto para enfrentar esta pandemia. No se va a poder parar a 0 la actividad porque la economía explotaría, la gente no lo soportaría. No hay resto en el país para que la gente pueda ser asistida por el Estado en un 100 u 80%. Entonces hay que tenerlo en cuenta y, con los máximos recaudos, la gente que pueda trabajar sin quedar muy expuesta, lo tiene que hacer”, sumó Repetto.

Te puede interesar  Se desarrollará una edición virtual de la Feria del Libro “Descubrir”

En ese sentido, justificó: “Va a llegar un momento que con esto de que aplana la curva se va a poder asistir mucho mejor lo sanitario, pero se va a hacer mucho más largo. Cuando la curva tiene una pendiente alta y cae, dura 2 o 3 meses, y esto capaz dure seis. Eso capaz hace que la economía se enfríe cada vez más y, en un país como este que no tiene recursos, va a llegar un momento que no se va a poder asistir a la gente ni las empresas poder seguir pagando empleados. Esto va a traer un problema social importante que se va a asemejar al sanitario que trae el virus. Entonces, nosotros decimos que mientras haya pocos casos, la gente que puede tiene que ir a trabajar. Se tiene que cuidar mucho: tomar distancia, llevar barbijo, hacer los deberes para no exponerse”.

 “Hay muchos que ya saben que no van a ser habilitados en la siguiente etapa, que son los restaurantes, hoteles, y algún rubro más. Pero lo que nosotros vemos viable es que hay mucho comercio que podría abrir con restricción horaria. Estamos muy de acuerdo en que tiene que haber un horario de corte, aunque no estamos de acuerdo si tiene que ser a las 15:00 a las 17:00, en el cual todos cierren y queden farmacias y almacenes chicos, nada más”, expresó el también presidente de la Sociedad Rural de Saladillo.

Para lograrlo, Repetto aseguró que la Cámara pidió “el apoyo de la Comisaría, para que esté viendo que no ande gente en la calle, o que le exija documentación. Vemos que sigue habiendo gente, no mucha pero no debería haber”.

Haciendo referencia al caso puntual de Saladillo, lo que remarcó Repetto es que “la idiosincrasia de los pueblos es diferente, no hay el hacinamiento de gente que hay en el conurbano. La mayoría de los pueblos del interior no tiene transporte público, que es uno de los más complicados por la transmisión del virus”.

El pedido de la excepción de rubros fue enviado antes de conocerse el primer caso positivo de Coronavirus. Al ser consultado por si podría haber vuelta atrás, respondió: “Esto es un día a día. Si en 10 días el panorama se pone más feo y hay muchos casos –Dios quiera que no-, es muy probable que muchas actividades tengan que volver atrás y cerrar. Pero, mientras no haya casos o haya poco, tienen que trabajar”.

“Desde ya que no es lo mismo que no haya ninguno; pero un caso o dos o tres, a la decisión que tiene que tomar el gobernador, no cambia. Lo que dijeron desde un principio, es que los Municipios que no tengan casos o tengan hasta dos o tres van a entrar dentro de una misma resolución. Pensamos que no debería afectar”, agregó.

Te puede interesar  Situación epidemiológica en saladillo | 23/11/2020

Con respecto al caso confirmado de COVID-19, el vicepresidente de la Cámara expresó: “Esperemos que esta persona esté bien y no se haya ramificado mucho entre los familiares y conocidos. Pero hoy es un caso, y mientras pueda ser asistida, va a hacer tomar consciencia a la gente”.

Por último, Repetto cerró: “Desde la Cámara de Comercio queremos agradecer al intendente y a Vladimir que son dos personas que nos tuvieron en cuenta y nos sumaron, nos parece importante porque la Cámara representa una porción grande de gente que no está pudiendo trabajar y necesita tener una voz oficial. De alguna manera, peleamos y nos ponemos en la piel de ellos para minimizarles todo este daño que está haciendo la pandemia, que más allá del daño en la salud está haciendo daño en lo económico y eso también repercute en la salud”.