Martu Castellani, la joven que encontró en el arte su vocación, y en la pandemia una oportunidad para crecer

Martina Castellani tiene 16 años y a los 11 descubrió su vocación por la pintura. Desde entonces, estudió y perfeccionó su propio estilo, y expuso sus obras en diferentes galerías y museos: algunas de ellas incluso llegaron a Córdoba y Uruguay. En la pandemia, pese a que no pudo seguir su curso, inició su propio emprendimiento para expandir su arte. Conocé a esta joven llena de proyectos que sostiene que el arte “va más allá de todo lo que se puede pensar, el arte es todo lo real y lo irreal”.

“A 11 años cuando descubrí mi vocación por la pintura. Decidí formarme en ello de tal forma que empecé a tomar clases con una profesora con la que estuve cuatro años. Con ella hice la mayoría de mis obras, aprendí varias técnicas, pero me enfoqué en una sola: siempre creí que tengo un estilo propio, que no puedo definir como técnica. Con mi primer profesor expuse en tres oportunidades en galerías y en la casa de Susana Soba, y una de mis obras fue llevada a Uruguay. Con mi otra profesora expuse en la base de campamento de Cazón junto a otros artistas. Actualmente, una de mis obras fue comprada por un polista de Saladillo y llevada a Córdoba”, contó Marti.

Luego, la joven habló de su emprendimiento que se puede encontrar en Instagram como @crearte_saladillo: “Dado que no pude seguir mi curso por razones de pandemia, decidí abrir una página para exhibir mis obras y comenzar a venderlas. Incorporé algunos productos más, como mates, llaveros, fundas, y tuve éxito en esas ventas. El arte es un trabajo, aunque no es reconocido remunerablemente”.

Al ser consultada por sus metas, Martu respondió: “Mi deseo es triunfar en la vida y que se me reconozca, pretendo seguir mis estudios en la carrera de Ingeniería en Sistema, como tengo planeado en la vida desde muy chica. Actualmente estoy en 5° de Técnico en Programación en la Escuela Técnica, y en 9° año de inglés, el cual quiero seguir el profesorado el próximo año. El arte lo voy a seguir practicando hasta el fin, porque es algo que amo y me apasiona”.

Te puede interesar  Lordén: el Ministro se comprometió a invertir $70 millones en obras de agua y cloacas en Saladillo

Por último, Martu fue consultada por su percepción sobre el arte y contó: “El arte va más allá de todo lo que se puede pensar, el arte es todo lo real y lo irreal, muchos se preguntaran por qué lo digo, ya que muchas personas conocen el arte como dibujo, pintura y grabado pero eso es solo una diminuta parte de lo que significa y abarca la palabra Arte”.

“Cuando uno siente amor, tristeza, alegría, nostalgia, amargura, frustración, etcétera, y realiza algún tipo de representación  ya sea pintura, grabado, serigrafía, dibujo, canto, baile, teatro, poesía o lo que se le ocurra hacer con su creatividad, lo que reflejará en ese arte será lo que siente en ese momento, lo que es irreal pero que puede convertirse en algo real al ser plasmado en el Arte. Un simple verso de enamorados o de amigos, ¿Por qué no considerarlo Arte? si expresa algo, nos comunica algo, es nuestro sentir que busca las maneras de expresarse, entonces es Arte”, sumó.

Por último Castellani pidió: “No hagamos que el arte desaparezca de nosotros, porque todos lo tenemos, es algo innato en nosotros aunque algunos desarrollan más ese lado creativo que otros, todos y cada uno de nosotros poseemos esa chispa de arte y creatividad, y muchas veces lo desempeñamos en nuestros diversos campos laborales o personales pero no nos damos cuenta que lo que hacemos también es Arte. Finalmente puedo decir que para mí el Arte lo es todo y me siento orgullosa de poder desarrollarlo como lo desee, libremente y a mi estilo”.