“MUSAI está apoyando fuertemente a quienes dependen casi en un 100% de la actividad musical”

Cooparte, una de las actividades que más extrañan los músicos saladillenses (foto: archivo)

El arte y la música, rubros que históricamente lucharon por que se les reconozca su actividad laboral, no escapan a la realidad mundial durante esta pandemia. Aun así, dependiendo las características propias de cada contexto, cada localidad lo atraviesa de forma particular. La Asociación de Músicos Saladillenses Independientes (MUSAI) habló con ABC Saladillo sobre la realidad que atraviesan sus músicos y las actividades que tienen programadas para paliar la pandemia.

Cristian Redone, uno de los miembros de MUSAI, afirma que la actualidad es “la misma que la de todo el mundo: cero actividad, no sólo comercial sino de desarrollo. Los grupos no pueden juntarse a crear, ensayar, estar en actividad”.

De todas formas, Redone remarca una diferencia sustancial: “En Saladillo, como en muchas ciudades del interior, comparado con las grandes ciudades o capitales, la mayoría de los músicos tienen otra actividad y de esa manera se les hace un poco más fácil llevar esta situación adelante. Pero en las grandes ciudades, como Mar del Plata, Buenos Aires, Rosario, hay mucha gente que vive de dar clases o tocar en vivo. Ahí si vemos que el impacto es mucho mayor”.

En este sentido, Redone habló del apoyo de diferentes instituciones como la FAMI (Federación Argentina de Músicos Independientes) y el INAMU (Instituto Nacional de la Música) a quienes más sufren los efectos de esta crisis: “Hay propuestas. El INAMU lanzó convocatorias de fomento solidarias, para sectores de la actividad musical, y ya van por la segunda. Hay muchos beneficiados y reciben dinero, creo que algo de $10.000.”.

“A su vez, es importante remarcar que uno que es músico también tiene la posibilidad de acceder al IFE (Ingreso Familiar de Emergencia). También desde la FAMI se hicieron varios comunicados, y pidiendo a radios y medios de comunicación que transmitan música nacional o música independiente. Entonces los músicos que tienen registradas sus obras perciben los derechos de reproducción”, agregó Redone.

Luego, a propósito de la particularidad de Saladillo, Redone contó: “Nosotros canalizamos eso a nuestra comunidad, incentivando e invitando a los músicos locales a que participen. También haciendo sinergia con las instituciones de otras ciudades, sobre todo con las ciudades que padecen más esta situación por sus características”.

“Se asesoró a muchos músicos para poder llevarlos adelante”, continuó Redone, quien además sumó: “Acá, en Saladillo, se transmiten las ansias, la incertidumbre de cómo se va a desarrollar esto en el futuro. Pero es importante definir el contexto: si acá tuviésemos músicos independientes (o no independientes) que dependen 100% del ingreso de la música, hoy estaríamos con otro tipo de acciones mucho más diferentes en Saladillo”.

“Hoy, MUSAI, está apoyando fuertemente a aquellas asociaciones y músicos que dependen casi en un 100% de la actividad musical, sumándose en comisiones interdisciplinarias con otras instituciones, proyectos y demás”. Por último, el músico dejó un mensaje a la comunidad: “Invitamos a los músicos a que compartan material, como una forma no sólo para seguir en actividad sino para compartir algo copado con la gente y generar dispersión de la mano de la música, que es algo tan importante. Cuando uno está en ‘la normalidad’ de la vida no lo ve tan claramente, pero al estar aislado uno ve la relevancia que tiene”.