“Pedimos el esclarecimiento de los casos, que se nombren como femicidios y justicia para las víctimas”, afirma el colectivo que se movilizó a Fiscalía

Anoche, representantes de un grupo de cerca de 30 mujeres se organizaron para visibilizar su reclamo en torno al caso de Julia Rodríguez y la problemática de la violencia de género en Saladillo: “Fue femicidio”, afirma el pasacalles colgado en la Unidad Fiscal de Instrucción y Juicio N°1 de Saladillo. Alfonsina, parte del colectivo, habló con ABC Saladillo para ahondar en la iniciativa.

Alfonsina tiene 19 años, es estudiante de la carrera de Psicología en la Universidad Nacional de La Plata, y pertenece a Isadora Mujeres en Lucha. Según afirma, se sumó a la iniciativa “motivada por la indignación social que hay, en base a este caso y los anteriores, ya que la justicia no nos brinda una respuesta concreta sobre estos casos o los invisibiliza”.

A propósito de cómo surgió la idea de las pancartas y pasacalles, Alfonsina contó: “La iniciativa surgió cuando pensamos en reunirnos para sacar un comunicado en común y pensamos que no era suficiente, así que decidimos intervenir de una manera más visible”.

En concreto, el colectivo pide el “esclarecimiento de los casos, que estos se nombren como tal y lo principal es justicia para las víctimas. A su vez, que haya más información desde el Estado para las mujeres que se encuentran vulnerables”. Sobre este caso en particular, de Julia, Alfonsina asegura que “sería muy importante que se lo sentencie de una manera rápida con una condena firme. A nivel social influye mucho, más si lleva la lucha de todas las compañeras atrás”.

Luego, Alfonsina fue consultada por la repercusión que tuvo la intervención del colectivo: “Poco a poco, la lucha de las mujeres va abarcando más sector en nuestra ciudad, lo cual es algo muy positivo. A su vez, muchxs empezaron a cuestionarse y a retomar los pedidos de justicia tanto como para Marisol como para Julia”.

Con respecto a la labor de los medios de comunicación, Alfonsina respondió que “tienen un rol muy importante. Desde mi punto de vista, falta difusión en cuestiones como las del barbijo rojo -el código para pedir ayuda en las farmacias durante el aislamiento-. Se podría haber difundido más para que, las mujeres que están sufriendo violencia, puedan prevenir llegar a mayores. También los números de teléfono que ofrece el Ministerio de las Mujeres y Diversidad para poder prevenir que las mujeres sigan siendo violentadas, o los niñes”.

En ese sentido, sumó: “Es necesario que se den cuenta que estas cosas pasan en Saladillo, que no pasan sólo en el Área Metropolitana de Buenos Aires. En Saladillo hay femicidios, hay violaciones, hay mujeres que no tienen respuesta frente a las denuncias de violencia de género. Hay mujeres que no se animan a denunciar, niñes que están siendo violentades en sus propias familias…”

“Es importante no sólo que este caso se reconozca como femicidio, sino que los otros también se los reconozca y que nuestra comunidad se dé cuenta que hay mujeres atrás que se están poniendo la lucha al hombro para decir que acá también pasa, y que ayudemos a la compañera, amiga y vecina para que su situación no pase a mayores”, cerró Alfonsina.