Batalla sucia: a poco de la campaña, buscan evitar que Whatsapp “sea un nido de operaciones”

- Publicidad -

Los partidos políticos están en alerta. La Cámara Nacional Electoral convocó a representantes de la empresa para coordinar acciones ante el termor de que pueda haber abusos en la aplicación para perjudicar rivales.

La utilización de Whatsapp para realizar operaciones políticas es un temor que se ha instalado en buena parte de la dirigencia política, que miran con atención las denuncias sobre presuntas maniobras en la campaña de Bolsonaro en Brasil.

En medio de esa inquietud, la empresa fue convocada por la Cámara Nacional Electoral este miércoles para coordinar acciones tendientes a combatir la desinformación y la propagación de “fake news” que puedan inducir en la elección.  El principal problema es que la aplicación no es monitoreable de modo externo. 

Según trascendió, la empresa destacó la iniciativa y preocupación de la Cámara en activar herramientas para disuadir la desinformación e incitar a la instrucción cívica. El encuentro ocurre luego que la empresa ya se haya reunido con varios equipos de campaña, según pudo saber La Tecla.info

En la reunión quedó en claro que Whatsapp no realiza una revisión del contenido, sino que se ocupará de estar alerta ante comportamientos «extraños».  En concreto, quedaron en redoblar esfuerzos sobre los límites de mensajes e identificar aquellos que “son automatizados”.

A partir de la preocupación existente, la firma comenzó a diseñar una campaña de concientización mediante la que se inste a un responsable de la plataforma, evitar abusos, educar usuarios y en esa línea tejer vínculos con asociaciones civiles y en contacto con medios ligados al fact-cheking. 

La medida se vincula con el compromiso al que ya convocó a los partidos políticos para combatir la desinformación en las redes sociales y otros entornos digitales. En ese acto, del que participaron distintos sectores, los referentes acordaron «promover “la honestidad del debate democrático en las próximas elecciones nacionales, de modo de contribuir a mitigar los efectos negativos de la divulgación de contenido falso y demás tácticas de desinformación en redes sociales y otros entornos digitales”.

En ese documento ya se alertaba sobre el riesgo que es reconocido por las mismas empresas de tecnología que participaron de la convocatoria. Allí admitieron “la complejidad y la tensión que puede existir durante el proceso electoral con la difusión o proliferación de información inexacta o noticias falsas, y acuerdan, dentro del marco de sus posibilidades y herramientas, colaborar con las autoridades competentes en este proceso respetando los valores democráticos y la libertad de expresión”.

“La principal preocupación es que se deslegitime un proceso electoral a partir de datos inexactos o falsos acerca de la autenticidad de la elección misma”, reconoció en mayo  a la tecla el secretario de Actuación Judicial de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Hernán Gonçalves Figueiredo. 

Fuente: latecla