Diputados de Juntos por el Cambio repudiaron la restitución de la pensión vitalicia a Boudou, ex funcionario acusado de delitos de corrupción

Desde el bloque de diputados provinciales de Juntos por el Cambio manifestaron su repudio a la decisión tomada por el actual Procurador del Tesoro de la Nación, Carlos Zannini, quien benefició al ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, con la restitución de la pensión vitalicia.

Cabe recordar que Zannini revocó la decisión de la Oficina Anticorrupción y Anses, quienes le prohibieron el cobro de la misma por haber sido condenado por la justicia, acusado de incurrir en delitos contra la administración durante su gestión.

Concretamente, la resolución dictada el 16 de noviembre de 2018 por la Dirección Operativa de Prestaciones Centralizadas de la ANSES, por la que se denegó el otorgamiento de la Asignación Mensual, fue basada en que el ex vice-presidente fue condenado a 5 años y 8 meses en la causa conocida como “Ciccone”. No obstante, este jueves el Procurador del Tesoro nacional dictaminó revocar esa disposición.

“Nuestro país no puede ni debe volver para atrás en las decisiones contra las personas corruptas, esa corrupción que nos ha llevado a la decadencia como Estado y nos imposibilita día a día a dar soluciones concretas a problemas complejos de la sociedad”, aseguraron los diputados provinciales de Juntos por el Cambio, Maximiliano Abad y Alejandra Lordén, que expresaron su preocupación y malestar a través de un proyecto de declaración presentado en la Cámara baja provincial.

“En momentos donde como sociedad estamos atravesando una grave crisis económica, la política y el Estado nacional deben dar señales claras y decir, con hechos, dónde va a poner y proponer los esfuerzos para salir adelante”, afirmaron los legisladores.

Y agregaron, “la noticia de que se le restituya la pensión vitalicia a un condenado por la justicia, un delincuente común que utilizó el Estado para su beneficio personal, es al menos violenta”.

Por último, Abad y Lordén calificaron como “muy preocupante” que el Gobierno Nacional, “en momentos de crisis sanitaria, social y económica, este preocupada en pagarle más de 20 millones de pesos a una persona que nos avergonzó como país”.