Saladillo en la marcha por Vicentín: “Un gran porcentaje de la población no está de acuerdo con la expropiación”, afirma Repetto

Foto: archivo. La última gran manifestación de los productores agropecuarios de Saladillo

Alejandro Repetto, presidente de la Sociedad Rural de Saladillo, contó que se sumará a la iniciativa de Lobos y Navarro de marchar en contra de la expropiación de Vicentín, una de las empresas líderes del mercado agropecuario que hoy está en concurso de acreedores. La caravana de vehículos comenzará, en Saladillo, a las 13:30 en la rotonda de Frocham y Ruta 205, para llegar a las 15:00 al punto de encuentro, que será en el cruce de la Ruta 41 y la entrada a Navarro. Irán en caravana, sin bajarse del auto y con las medidas sanitarias correspondientes, hasta la Ruta 3 de Monte.

“Con la zona 3 de CARBAP (a la que pertenecemos nosotros) tuvimos una reunión virtual el miércoles y nos unimos a una marcha que ya habían planificado las Sociedades Rurales de Lobos y Navarro. Entre ayer y hoy se sumó Saladillo, Roque Pérez, Las Heras y Monte a esa convocatoria”, expresó Repetto.

“Es simplemente mostrar que mucha gente no está de acuerdo, y seguramente habrá mucha gente que no pueda o quiera ir, pero hay un gran porcentaje de la población que no está de acuerdo con la expropiación, sea de Vicentín o la empresa que fuere”, agregó el presidente de la Sociedad Rural.

En ese sentido, Repetto sumó que la convocatoria se debe “a la expropiación de Vicentin y todo lo que conlleva esto: el avance sobre la propiedad privada que quiere hacer el gobierno. Nosotros pensamos que no es solamente un problema que está tipificado en el sector agropecuario, sino que nos concierne a todos los ciudadanos. Sabemos que se toma como una prueba piloto y después seguirá adelante con otras empresas”.

Es por eso que el representante de la zona en CARBAP llamó a participar a “los empresarios, sean del sector que sean, que deberían reaccionar ante esta medida. Si esto sigue avanzando, más tarde o más temprano le va a tocar a cualquiera”. Además, invitó “a toda la sociedad, porque no es un problema del sector agropecuario. Es una empresa que hoy está ligada al sector agropecuario pero mañana puede ser una empresa de cualquier rubro, que el gobierno la vea potable y se la quiera apropiar. Si esto prospera y da buen resultado, es probable que lo quieran hacer nuevamente”.