“Se ha generado un descreimiento muy grande respecto de si puede llegar o no una sanción”, afirma Gallego

El Subsecretario de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil, Gonzalo Gallego, habló sobre la aplicación del Régimen Sancionatorio Excepcional en su primer fin de semana tras ser promulgada. El Dr. Gallego admitió que espera que “podamos tener respuesta más pronta de la que veníamos teniendo”, ya que “la primera acta que se realizó en marzo todavía no tiene llamado”. En ese sentido, informó que se realizaron cerca de 5 actas durante los primeros días.

Sabemos que esta medida consensuada, hablada y aprobada por los dos bloques de concejales viene a entender la lógica de que se está generando un descreimiento muy grande de la pandemia, porque quienes violan o birlan los protocolos y decretos nacionales y provinciales –que son pocos muy pocos en comparación a quienes lo respetan- han generado un descreimiento respecto de si puede llegar o no una sanción. En esa lógica, no podemos permitir que esto se genere y se transforme en un libre albedrío en cuanto a la pandemia”, comenzó Gallego.

Determinamos que, en índole municipal a través del Juzgado Contravencional, nosotros podamos tener respuesta más pronta de la que veníamos teniendo. La primera acta que se realizó en marzo todavía no tiene llamado. Nosotros no podemos esperar a la Justicia Federal, que sabemos que está complicada, que nos dé una respuesta. Esto viene a entender una lógica de la realidad que tenemos”, continuó el Subsecretario.

Te puede interesar  Situación epidemiológica en saladillo 26/10/2020

Luego, Gallego fue consultado por la aplicación efectiva de la normativa: “La frase ‘la frazada es corta’ es este momento aplica, pero no es un impedimento para seguir trabajando. Sin lugar a dudas, estamos interactuando, capacitándonos y entendiendo las nuevas normativas. Se terminó de pulir a las 12:00, 12:30 se sesionó, 16:30 se promulgó y a las 21:00 ya estaban los inspectores y la Policía trabajándola. Tratamos de hacer llegar la información lo más clara posible para que la aplicación sea de la mejor forma posible. No es algo que nosotros lo hacemos porque nos da placer, la verdad que no hay nada más triste: pero también tenemos que responder a lo que nos exige la sociedad de Saladillo”.

Haciendo referencia a las vías de comunicación para denunciar una infracción, Gonzalo respondió: “Si realmente se quiere tener una respuesta, y la finalidad es que lo que se está denunciando tenga una consecuencia, tiene que llamar a la Policía: al 101 o a la Comisaría. El llamado tiene que responderse y constatarse la denuncia que se hizo, comprobarse si existe o no existe. Nada va a justificar que no se tome en serio la denuncia, pero sí entendamos la lógica de que tenemos 4 patrulleros y la Comisaría reducida en personal por cuestiones de aislamiento. Vamos a seguir trabajando y reforzando para atender los llamados de todos los que denuncian, porque si se hace la denuncia y no se tiene una respuesta inmediata, se genera también un descreimiento y es algo que no queremos y vamos a evitarlo a toda costa”.

No es una cuestión de debatir si hay más libertades y restricciones, es una cuestión de salud y lo que se intenta hacer es que no colapse el sistema del Hospital. Estamos lejos de tener un colapso, pero sabemos que de un momento para otro puede cambiar. Nuestro trabajo, aunque a veces resulte antipático, tiene que ver con que si pasa eso que pase lo más escalonadamente posible. No nos da el caudal de personas que tenemos para hacer prevención para llegar a cada uno de los lugares que tenemos que llegar, y esto no es un acto fallido: es una realidad”, cerró Gallego.