Se elevaron 39 sumarios por incumplimiento de la cuarentena tras una fiesta clandestina

Germán Grino, jefe de la Comisaría de Saladillo

El Subcomisario Germán Grino, responsable de la Comisaría de Saladillo, habló sobre las 39 actas por incumplimiento del artículo 205 del código penal que ya están en manos del Juzgado Federal de Azul. “Cabe aclarar, no es a modo de amenaza, pero lo que estipula la figura legal son entre 6 meses y 2 años de prisión”, agregó sobre este mismo hecho el Subsecretario de Seguridad, Gonzalo Gallego.

El evento tuvo lugar el sábado por la noche, en donde se habrían reunido alrededor de 150 personas en una fiesta clandestina en una vivienda en Ledesma y De Iraola. “Se procedió a la identificación de varias personas a los fines de labrar las actas correspondientes, por desobediencia al Decreto Nacional impuesto por el presidente de la Nación. Se habla de 150 personas, pero se labraron 39 actas. Se labra el sumario por desobediencia con intervención del Juzgado Federal de Azul, a cargo del doctor Oyarbide, quien va a tomar cartas en el asunto”, contó el Subcomisario Grino, quien al ser consultado por otros eventos esa misma noche, respondió: “Hubo distintos llamados pero, al momento de constatarlo, o bien bajaban la música o eran falsos llamados”.

“Estas causas, que parecen hoy que son unas actas plasmadas en un papel, las está trabajando el Juzgado Federal de Mercedes. Y cabe aclarar, no es a modo de amenaza, pero lo que estipula la figura legal son entre 6 meses y 2 años de prisión. No es una multa, una contravención; es un delito federal”, agregó luego Gallego, en otra entrevista realizada por ABC.

Además, el jefe de la Comisaría pidió: “Se solicita a toda la población, en el caso de que constaten una fiesta o ‘previa’, que se comuniquen de forma anónima para no brindar sus circunstancias personales, y desde la Comisaría se labrarán las actuaciones correspondientes sin ninguna duda”.

 “A raíz de esto, se van a implementar nuevos operativos más rigurosos, a fines preventivos”, asegura Grino.

Más tarde, con respecto al cumplimiento de la cuarentena en bares, Grino respondió: “Hubo diferentes llamados telefónicos tanto a la Comisaría como al 101, dando conocimiento de que no se respetaba el distanciamiento social en los distintos bares de la ciudad. Se realizaron distintos operativos en los que, al momento de la presencia del personal policial, no se constató novedad alguna. Si se hubiese constatado, se habrían realizado las actas correspondientes por desobediencia al Decreto”.

Mayormente están cerrando a la 1:00, tal vez se estira un poco hasta que la gente se retira del lugar. Se hace 1:05, 1:10, por lo que se va a mantener nuevas entrevistas con los propietarios de los bares para que el horario definitivo sea a la 1:00”, sumó el Jefe de la Comisaría.