Un hombre se sintió mal y llamó a la Policía