Vacunación contra el covid-19: Repercusiones sobre el lugar asignado… ¿Y los chicos?

- Publicidad -

El 19 de diciembre pasado, salió publicado en los medio locales una opinión de mi autoría que decía “La educación es un Bien Público que otorga el Estado a sus ciudadanos, no lo otorga un Gobierno de Turno, tampoco un Sindicato cuyo lema es “la Educación en nuestra manos”, tampoco grupos económicos que propician desinvertir en Educación, ni movimientos religiosos mayoritarios, u otros grupos de poder, que pareciera que ven con agrado un pueblo sin educación, quizás, porque es más fácil de manejar”.

Le agrego a este concepto la idea de que el lugar físico que el estado destina para que sus comunidades puedan recibir este bien público son Las Escuelas. Con lo cual, cualquier acto que impida la apropiación de estos bienes por parte de quienes acceden a ellas, es una “violación de derechos”.

 Claro, existen excepciones, por ejemplo cuando hay elecciones y se necesita una vasta parte de las Escuelas para que funcionen como Cuarto Oscuro, o esta Pandemia con consecuencias graves para la población.

- Publicidad -

 Según tengo conocimiento, aunque desconozco detalles, por un acuerdo entre el Ministerio de Salud y la Dirección de Educación de la provincia, esta última cede las instalaciones de la Escuela Técnica de Saladillo al Ministerio de Salud para que realice la preservación de las vacunas, por suertes llegadas, de prevención contra el COVID-19.

Esta Escuela, es la más grande del Distrito y la Escuela Técnica más grande de la Región, con casi 1000 alumnos.

Actualmente, y en víspera de un inicio, que aunque sea escalonado o parcial garantiza la asistencia presencial (si bien en escasas horas), nos encontramos con que los alumnos que deben fortalecer contenidos en el periodo del 17 al 28 de febrero para cerrar el 2020, estimado en un gran número, deberán concurrir a otros establecimientos, porque la escuela esta inaccesible tanto para los Directivos como para los docente, y obviamente los chicos. Desde mi humilde conocimiento, parece ser algo bastante antipedagógico, es someter a los alumnos a un medio que no le es propio y además con la presión de tener que adquirir saberes y capacidades en un escaso tiempo, ¿todo esto porque un espacio de 4 X 4 tiene un freezer con las tan esperadas vacunas?

Te puede interesar
Día mundial del arte: programas del fondo municipal

 Me enseñaron, que cuando existen críticas deben aportarse alternativas. Quiero recordarle a quienes deciden, que sobre la calle Martin Fierro existe un nuevo Laboratorio de Automotores, tienen todas las características técnicas para el funcionamiento del o de los freezer; además está alejado a 30 metros del edificio de la escuela y con acceso desde la calle enunciada en forma directa. Además, cerrando una puerta con cadena y candado, se puede evitar que el personal o los alumnos puedan llegar a ese espacio.

Esto permitiría usar el edificio de la escuela prácticamente en su totalidad.

Quedan alguna preguntas, que obligatoriamente debemos hacernos, como ¿Quién definió que sea esta Escuela la designada?; ¿Por qué si tanto la Educación como la Salud son bienes del estado con sus instalaciones y personal, en la Escuelas hay personas dentro que no son de ninguno de estos dos Servicios Públicos. A lo sumo podría estar custodiando la Policía de la Provincia, las Fuerzas Federales (Policía Federal, Gendarmería), o fuerzas nacionales como el Ejercito que ya fue convocada en la pandemia para otros fines, o Personal Formado del Hospital?, ¿Quién me garantiza, como ciudadano, que las vacunas están en condiciones y no fueron sometidas a maltrato , capricho o el desconocimiento, por algunas de las personas que no son de los últimos nombrados?

Sería bueno, que los ediles del oficialismo y la oposición se manifestaran al respecto, porque los afectados son sus representados.

POR:

Luis Dario Nagore