Vecinos manifestaron pidiendo justicia por un caso de abuso sexual, mediante un reclamo con mucha indignación, agravios y violencia

Anoche se llevó a cabo una movilización de vecinos autoconvocados desde la vivienda en donde reside un presunto abusador sexual, hasta la Comisaría y el Hogar de Tránsito. Frente a autoridades policiales, que atendieron el reclamo y prestaron declaraciones, la marcha se desvirtuó: luego, parte de los mismos manifestantes se habrían dirigido al Hogar de Tránsito, donde se alojan mujeres víctimas de violencia de género, provocando rotura de vidrios. El Municipio realizó la denuncia en la Comisaría de Saladillo.

En principio, vecinos autoconvocados se reunieron a las 20:00 en la esquina de la casa del presunto abusador, quien horas antes de la movilización se lo notificó de la exclusión del domicilio que comparte con la denunciante. Luego, las cerca de 50 personas se movilizaron a la Comisaría para pedir explicaciones sobre lo que se considera como irregularidades.

El Comisario Ismael Delgado, Jefe Distrital, atendió prontamente el reclamo y brindó declaraciones para responder las inquietudes de los manifestantes (ampliaremos). Los responsables recibieron insultos y amenazas tanto para sí como para el intendente y la Fiscal. Luego de cerca de media hora de tensión, los vecinos se dispersaron y algunos de ellos habrían pasado por el Hogar de Tránsito, ubicado en Posadas entre Estrada y Pereyra, acusando ser la institución que brindó protección al denunciado por abuso sexual.

De repente, el hogar que aloja a víctimas de violencia de género estaba siendo violentado, poniendo en peligro la integridad no sólo de las personas que trabajan allí, sino de aquellas mujeres y niños violentados. La Secretaria de Gobierno, Viviana Rodríguez, la Subsecretaria de Desarrollo Humano, Carla Savone, y la responsable del Hogar de Tránsito realizaron la denuncia pertinente por los daños causados en la institución.