Ya se inscribieron 24 comercios gastronómicos para su reapertura: “Esto es un primer paso para seguir avanzando”, resalta Vladimir

La Secretaría de Desarrollo Local comenzó a recibir comerciantes del rubro gastronómico que reabrirán sus puertas para la atención en el local, tal como lo habilita el ingreso a la fase 5 de aislamiento social, preventivo y obligatorio. Los comerciantes podrán atender a partir del jueves, desde las 8:00 a la 1:00 de la mañana, con estricto cumplimiento de un protocolo adecuado específicamente para el rubro. Vladimir Wuiovich, Secretario de Desarrollo Local, informó los detalles.

“A partir de las 9:00 habilitamos un registro en el área de Desarrollo Local para que todos los propietarios de estos rubros se acerquen, retiren los protocolos  resumidos, con las cuestiones esenciales, y se les envíe el protocolo de provincia por mail. Además, les hicimos llenar una planilla con una pequeña encuesta que nos va a servir a nosotros también para medir la realidad de cada uno de los lugares, y qué es lo que tienen proyectado para este tiempo”, comenzó el Secretario.

Según contó Vladimir sobre el protocolo, “lo sustancial tiene que ver con las distancias: entre una mesa y otra, tiene que haber una distancia de al menos 2,25 metros”. Además, Wuiovich contó que el ingreso será exclusivamente con barbijo, el cual el cliente se lo saca cuando se sienta, se lo vuelve a poner cuando se retira, y también en el caso de que se traslade al baño. El ingreso a los sanitarios, en tanto, debe ser de a una sola persona; los mozos tienen que usar barbijo y guantes; en la mesa tiene que haber alcohol y cada vez que hay un intercambio de clientes, se tiene que hacer una desinfección del lugar utilizado. En cuanto al horario, se fijó como límite la 1:00.

Te puede interesar  No te dejes llevar por cadenas de WhatsApp y evitá compartir mensajes alarmistas

Otra de las cuestiones importantes es que se sugiere la reserva anticipada pero no quita la posibilidad del ingreso sin reserva, si es que hay lugar; además, sólo podrán asistir familias o convivientes: “En esta primera instancia, está pensado para el ingreso de núcleos familiares, no es que se pueden juntar 10 amigos e ir al lugar. Lo que tiene que hacer el propietario del lugar es llevar una planilla con los datos de las personas que ingresan: nombre y apellido, DNI, domicilio y número de teléfono”.

“Paulatinamente irá avanzando. En la medida en la que el virus se pueda ir controlando y no tengamos algún inconveniente, seguramente se ampliará a los grupos de amigos y en la capacidad, o demás cuestiones. Pero este es un inicio y hay que respetarlo. Como todo en este tiempo, la responsabilidad ciudadana es fundamental. Quien en una instancia como esta mienta en los datos, o diga que son familiares y no lo son, es una actitud absolutamente irresponsable”, sumó, en ese sentido, el Secretario.

A propósito de los datos, Vladimir expresó que “se pide básicamente por alguna eventualidad de un caso positivo”. En ese caso, los datos del caso sospechoso o confirmado servirían para establecer los contactos estrechos y aislar a quienes consideren necesario.

En cuanto a los empleados, Wuiovich asegura que también tienen que verse reflejadas las normas de distanciamiento e higiene. “Son muy similares a los protocolos que se exigían desde bromatología, con el tema de la limpieza es bastante similar. Y lo que tiene que haber es, en aquellos que cobren únicamente por caja, algún tipo de barrera, vidrio o lo que fuere para que no haya contacto entre el cajero y la persona que va a pagar”.

Luego, Vladimir fue consultado por quienes se manifiestan descontento con esta habilitación: “Lo que hay que tener es un poco de solidaridad con el resto de la gente. Ya estamos hablando mínimo de 24 familias que no estaban teniendo la oportunidad de trabajar; a esas 24 familias hay que sumar los empleados. Son nuestros vecinos los que no tenían la posibilidad de trabajar”.

En ese sentido, agregó: “Estamos dando la posibilidad que un rubro que ha sido absolutamente castigado, porque hace 102 días que no puede abrir sus puertas –independientemente del delivery o take away-, que tuvo una caída de un 85% de sus ventas a nivel nacional. Y a la gente, la oportunidad que asista bajo esta modalidad. Tratemos de respetar todo eso para que no haya que volver atrás”.

“No es una decisión caprichosa. Por los decretos que han establecido tanto Nación como Provincia, estamos pasando a una fase en la que está permitida la apertura de estos rubros. No hacerlo podría verse como un capricho. ¿Por qué no darle la posibilidad? Hoy estamos en una situación desde lo epidemiológico favorable como para poder hacerlo. Y si los controles están, las distancias se respetan, no debería haber inconvenientes”, sumó Vladimir.

Te puede interesar  El personal municipal despidió a Beto Bróccola: “Lo sentimos mucho porque es un integrante más de la familia”, admitió el intendente

Luego, el Secretario comparó esta situación con la que atravesaron los comercios del rubro de deportes: “Algunos lo miraban desde la óptica de lo lúdico: ‘¿Es necesario jugar al padel?’, decían. Y, no sé si es necesario, yo no fui a jugar al pádel. Pero la realidad es que detrás de eso hay una actividad comercial, que realizó inversiones, hay familias que por ahí tampoco pudieron recibir ayudar del Estado por no categorizar y tienen que cerrar sus puertas. Uno vio en estos días como se han organizado con el cumplimiento de los protocolos, y no hubo inconvenientes. Entonces, ¿por qué no darle la posibilidad a un rubro que tiene un montón de familias que dependen de esta situación?”.

Cuando tenés la posibilidad de conversar directamente con ellos te das cuenta del nivel y grado desesperación que tienen, y es una desesperación angustiante porque es ni más ni menos que no poder trabajar. Tener la estructura armada, la inversión hecha, y no poder hacerlo. Bueno, hoy tienen la oportunidad y hay que aprovecharla, y cuidarla”, sumó Wuiovich.

Por otro lado, consultado por la posibilidad de la creación de un comité inspectivo, Vladimir respondió que es probable aunque “los comerciantes están desesperados porque hace 102 días no pueden trabajar, entonces no van a cometer locuras porque saben que eso puede hacer que todo vuelva para atrás. Esto es un primer paso para seguir avanzando. Tengo la esperanza de que va a haber cumplimientos”.

Por último, Wuiovich fue consultado por la posibilidad de retroceso en caso que se confirme algún caso confirmado de Coronavirus: “Yo creo que vamos a seguir teniendo casos, es casi inevitable que eso suceda. Pero si siguen teniendo nexo epidemiológico por viaje, ¿qué justificativo tiene cerrar un comercio local que no tiene contacto con ellos? El ejemplo de eso lo tenemos con los supermercados, que estuvieron desde el primer día abierto, con muchísima gente y no hubo un solo contagio por eso. Antes de tomar una decisión sobre volver atrás o no, hay que evaluar muy bien la situación de donde vinieron los contagios para no ser injustos”.