Coronavirus sin fronteras: cómo cambió el escenario del turismo mundial con el brote de la nueva enfermedad

- Publicidad -

El impacto económico que genera el nuevo virus asiático en la actividad turística en el planeta crece al ritmo de su contagio. Las aerolíneas y agencias de turismo debieron modificar sus planes. Argentina se prepara para una eventual llegada de la epidemia en China

Las cifras de muertos y contagiados quedan atrasadas cada hora que pasa. El brote de una nueva enfermedad mortal en China sobrepasó todas las medidas preventivas del sistema de salud del país asiático y también del mundo, lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta semana declarar la emergencia global por el coronavirus a fin de poder trabajar todos los sistemas de salud en forma coordinada y así generar confianza colectiva para hacer frente a la nueva amenaza mundial.

Hasta ayer la nueva cepa del coronavirus llamada 2019-nCoV cobraba la vida de 213 muertos y había 9800 casos positivos, junto con otros 32.000 bajo sospecha.

Además de la preocupación mundial sanitaria y la rápida expansión y contagio del virus, miles de empresas que dependen y viven del turismo chino y de otras actividades económicas del gigante asiático, manifiestan su preocupación por el nuevo brote y ya sienten el impacto en sus bolsillos.

Hoteles, aerolíneas, casinos y operadores de cruceros están entre las industrias que sufren las repercusiones más inmediatas, sobre todo cuando el brote ocurrió y ocurre durante el Año Nuevo Lunar, una de las temporadas de viaje más activas en Asia.

Lo que sucede en China significa mucho más para la economía mundial que cuando el brote del SARS golpeó hace casi dos décadas. En 2003, China representaba 4,3% de la producción económica mundial. El año pasado, representaba 16,3%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El turismo de China ya había disminuido antes del brote del virus en parte por las protestas de Hong Kong y la disputa comercial entre Beijing y Washington. Sin embargo, unos 134 millones de chinos viajaron al extranjero en 2019, 4,5% más que el año previo, según cifras oficiales. Antes del brote, el Instituto de Investigación de Turismo Saliente pronosticó que unos 7 millones de chinos viajarían al extranjero durante las festividades de este Año Nuevo Lunar, comparados con 6,3 millones de 2019.

 “En la provincia centroriental de Hubei (China) cuya capital es Wuhan (el epicentro del brote), millones de personas permanecen bajo una cuarentena ‘de facto’ para tratar de evitar la propagación del virus. El mismo tiene un canal sin restricciones para expandirse y convertirse en pandemia: la actividad turística”, explicó a Infobae el especialista en turismo Santiago Aramburu.

Y agregó: “El turismo, a través de las personas (aunque no siempre), expande por todo el planeta costumbres, culturas, arte, idiomas, oficios, tareas, modas, y también enfermedades. Al igual que las pandemias, el turismo no reconoce los límites geográficos impuestos por el hombre. Por ello, la mayor movilidad y el número de viajes en aumento que se realizan en todo el planeta son la principal causa de que se pueda desatar una hipotética pandemia”.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT) el año pasado se registraron 1500 millones de llegadas de turistas internacionales en el mundo. Los operadores turísiticos esperaban un incremento del 4% con respecto a 2019 para este 2020. Sin embargo, apareció un enemigo no planificado: el coronavirus.

“Así las cosas, hasta antes de la aparición del coronavirus, el Índice de Confianza de la OMT, mostraba un prudente optimismo para el 2020: el 47% de los participantes creían que el turismo tendría mejores resultados que en 2019, y el 43% creía que se mantendría al mismo nivel. Era de prever que algunos grandes eventos deportivos, entre ellos los Juegos Olímpicos de Tokio, y otros eventos culturales, como la Expo 2020 de Dubái, tendrían un impacto positivo en el sector”, precisó el especialista.

Respecto de los viajes hacia y desde China y el impacto por coronavirus, consultados por Infobae, desde FAEVYT (Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo) afirmaron que la decisión de China de restringir la salida de habitantes hacia el exterior para evitar la propagación del virus, podría impactar en el crecimiento sostenido que, durante los últimos años, ha tenido el turismo chino en nuestro país.

“Durante el año 2018 llegaron casi 72.000 turistas chinos y, en 2019, este número creció más de un 6% superando los 76.500 turistas, siendo el segundo destino de Latinoamérica que más creció en la elección de los turistas chinos, detrás solamente de México. Sin embargo, Sudamérica solo representa el 0,2% del turismo emisivo chino por lo cual hay una gran oportunidad para seguir creciendo. La decisión de restringir la salida para evitar la propagación del virus, de extenderse, podría significar un retroceso en este crecimiento sostenido”.

Y agregaron: “En cuanto al turismo emisivo no es realmente significativo el número de argentinos que viajan a China, no es uno de los destinos turísticos predilectos de los argentinos menos aún en esta época por las bajas temperaturas. En cualquier caso siempre, desde FAEVYT, insistimos con la importancia de recurrir a una agencia de viajes y turismo habilitada que cuenta con toda la información necesaria al momento de planear un viaje. No podemos perder de vista que, si bien en el caso del coronavirus ha habido mucha información por tratarse de una epidemia, son muchos los destinos que atraviesan distintas situaciones sanitarias o bien requieren visas de ingresos u otras cuestiones que los turistas desconocen y que sólo un agente de viajes puede informar y asesorar en detalle para brindar la mejor experiencia de viaje”.

Aviones como agentes de contagio

Si bien la forma de trasladarse en el planeta es amplia, la más utilizada en turismo y en largos trayectos siguen siendo desde hace más de cincuenta años los aviones comerciales.

“Los aeropuertos de todo el mundo, pero principalmente de los hasta ahora 18 estados con nacionales afectados, comienzan a realizar pruebas térmicas a los pasajeros para detectar fiebres causadas por infecciones como CoV, gripe porcina e influenza (como H1N1). El cribado térmico se efectúa utilizando sistemas de cribado en masa que miden la temperatura de la piel a alta velocidad utilizando equipos de imágenes térmicas y de medición de temperatura como el escáner FevIR”, detalló Aramburu.

También realizan las primeras medidas básicas de emergencia sanitaria: la utilización de guantes de un solo uso y mascarillas en los controles a pasajeros procedentes de cualquier lugar de China “u otras zonas afectadas”.

Nueve empresas aéreas, entre ellas Lufthansa, han decidido suspender sus vuelos a China. Otras van a reducirlos paulatinamente a partir de mañana. En las últimas horas, la Asociación Personal Aeronáutico (APA) en Argentina difundió el comunicado oficial de Lufthansa y el instructivo para llevar adelante frente a este brote de virus nuevo.

En la página web, destacan que las alertas, los sistemas y protocolos de prevención en todo el mundo se activaron con diferentes niveles de intensidad con el único objetivo de prevenir contagios. El coronavirus desde China comienza a migrar y el transporte aéreo es una herramienta involuntaria de este fenómeno.

“La seguridad de los pasajeros y empleados es una prioridad para el Grupo Lufthansa. Después de evaluar a fondo toda la información actualmente disponible sobre el Coronavirus, el Grupo Lufthansa ha decidido suspender los vuelos de Lufthansa, SWISS y Austrian Airlines desde / hacia China con efecto inmediato hasta el 9 de febrero. Por razones operativas, la aceptación de reservas para vuelos a China (continental) se suspenderá hasta finales de febrero. Los vuelos hacia / desde Hong Kong continuarán según lo planeado”, informa el comunicado de Lufthansa.

British Airways fue la primera compañía europea en tomar esa decisión. Y horas atrás Iberia, la compañía española acaba de anunciar que también suspende sus tres vuelos semanales entre Madrid y Shanghái. La empresa ha ofrecido el reembolso o cambio de fecha a sus clientes. Y para los pasajeros que tengan que regresar a su lugar de origen, está contactando con otras aerolíneas para buscar alternativas.

EL AL ha anunciado que suspendería sus vuelos a Pekín hasta el 25 de marzo. Los vuelos de la aerolínea a otros destinos en China continuarán como de costumbre. Mientras tanto, American Airlines anunció la cancelación de los vuelos entre Los Ángeles y el aeropuerto de Shanghái Pudong y el de Pekín entre el 9 de febrero y el 27 de marzo. Lion Air, la aerolínea de indonesia suspende sus vuelos a China a partir del 1 de febrero. Un millón de turistas chinos se desplazan anualmente a Indonesia. Finnair, la aerolínea finlandesa va a suspender sus vuelos a Nanjing y a Pekín hasta finales de marzo.

Air Seoul La compañía surcoreana ha anunciado la suspensión de todos sus vuelos a China. Y Ural Airlines, la compañía aérea rusa que viaja a Múnich, París y Roma, también ha anunciado la suspensión de todos sus vuelos, en este caso, hacia Europa debido a la propagación del nuevo coronavirus que se expande por China. Air France. La compañía francesa, aunque sí ha dejado de volar a la ciudad de Wuhan, por el momento no ha anulado sus vuelos al resto de China. Por otro lado, va a devolver el dinero a aquellos viajeros que renuncien a viajar.

En tanto, United Airlines, la compañía estadounidense ha anunciado que suspende «solo algunos vuelos» a Pekín, Shanghái y Hong Kong entre el 1 y el 8 de febrero. Las autoridades estadounidenses han aconsejado a sus ciudadanos no viajar a China en este momento. Cathay Pacific va a “reducir progresivamente”, al menos a la mitad, sus vuelos hacia y desde China continental. La medida comenzará a aplicarse este jueves y durará hasta marzo.

La japonesa All Nippon Airways ha anunciado una reducción a la mitad de las reservas de vuelos desde China hasta Japón hechas para el mes próximo respecto a febrero del 2018. ANA ya informó el 24 de enero que había suspendido sus vuelos a Wuhan, una interrupción que se mantendrá al menos hasta finales de febrero, pero sigue manteniendo una decena de rutas aéreas con China distintas a Wuhan.

KLM La aerolínea holandesa ha decidido reducir de 11 a 7 sus vuelos a Shanghái programados para la semana actual y ha decidido suspender los que estaban previstos en dirección Chengdu y Hangzhou. Air Tanzania La compañía ha indicado que va a «reducir progresivamente», al menos a la mitad, sus vuelos hacia y desde la China continental. La medida comenzará a aplicarse este jueves y durará hasta marzo.

Los cruceros también sufren el impacto del coronavirus. Un ejemplo claro fue el caso de un crucero con 7.000 personas, 6.000 de ellas pasajeros, que fueron impedidas de bajar a tierra durante 10 horas, en el puerto italiano de Civitavecchia, cerca de Roma, por casos sospechosos de coronavirus a bordo.

La compañía MSC Cruceros ha emprendido una serie de acciones desde el 24 de enero, y debido a los últimos desarrollos de coronavirus. Si bien no hay casos de coronavirus a bordo de ninguno de los barcos de MSC Cruceros, estas medidas son pasos adicionales para garantizar la salud y el bienestar de todos los huéspedes y la tripulación.

· Se requiere que los huéspedes de todas las nacionalidades llenen un cuestionario previo al embarque para asegurarse de que nadie que haya viajado desde China continental o visitado China continental en los últimos 30 días aborde su barco. A cualquiera que haya viajado desde China continental o visitado China continental en los últimos 30 días se le negará el acceso al barco.

· Escáneres térmicos sin contacto obligatorios realizados para todos los huéspedes y la tripulación antes del embarque en cada crucero operado por la compañía en cualquier parte del mundo, y personas con signos o síntomas de enfermedades como fiebre (≥38 C ° / 100.4 F °), escalofríos, tos o dificultad para respirar; se le negará el embarque.

· Saneamiento profundo en cada barco de toda la flota de la línea.

· Huéspedes que puedan tener síntomas de fiebre serán aislados en su cabina y se aplica la misma medida para sus contactos cercanos, incluidos los huéspedes que se alojen en la misma cabina y los miembros de la familia, así como cualquier miembro de la tripulación que haya servido a estos huéspedes.

Estas medidas siguen acciones previas que se tomaron la semana pasada. Los huéspedes y la tripulación que viajaron la semana pasada desde China continental ya fueron examinados para detectar síntomas al embarcar, y se les pidió que informaran cualquier síntoma de enfermedad al centro médico a bordo.

Situación en Argentina

Horas después del anuncio Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional por parte de la OMS, en Argentina, el Ministro de Salud, Ginés González García informó que nuestro país está preparado para la vigilancia, detección, diagnóstico y tratamiento de posibles casos de nuevo coronavirus que arriben al país.

Argentina viene preparándose, manteniendo reuniones con expertos, actualizando la situación epidemiológica y delineando distintas acciones con todos los actores para detectar, manejar y diagnosticar eventuales casos sospechosos de nuevo coronavirus que arriben al país”, comunicó el ministro sanitario.

Y explicó junto a su equipo en rueda de prensa que “Argentina no tiene casos”, pero la emergencia global se declaró porque se cumplen ciertos parámetros como ser que “el brote se extendió a cinco regiones de la OMS y se ha comprobado una transmisión de persona a persona fuera de China”, lo que genera que los organismos internacionales emitan recomendaciones temporales a los países para poder contener el brote.

En este sentido, González García informó que hasta el momento lo que se sabe es que “la enfermedad tiene una letalidad baja y mayormente afecta de manera grave a personas adultas con patologías o condiciones de salud de base”. Si bien la transmisibilidad es también baja, el ministro indicó que “no existe un tratamiento específico ni vacuna para este nuevo virus”.

Finalmente, el ministro declaró que los equipos del Ministerio de Salud, así como los de Transporte, Migraciones y todos los organismos involucrados en el control de los ingresos al país vienen trabajando de manera conjunta para establecer los mecanismos que permitan detectar a personas que ingresen con sintomatología compatible con enfermedad respiratoria grave y tengan antecedentes de viaje a Wuhan o zonas con circulación viral confirmada.

Los posibles escenarios de ingreso o detección precoz de casos probables de nuevo coronavirus vienen siendo analizados por las autoridades sanitarias y ya se han definido protocolos de actuación para los equipos de salud en lo que compete al manejo, traslado, aislamiento y diagnóstico de los pacientes. Además se informó que Argentina cuenta con las capacidades de laboratorio para diagnosticar pacientes con nuevo coronavirus y cuenta con los reactivos necesarios para realizar las determinaciones de laboratorio.

Acuerdo Argentina-China

En el año 2004 se firmó un Momorándum de Entendimiento sobre la Cooperación en el Comercio y la Inversión entre la República Popular China y la República Argentina. También el 16 de octubre de 2004, se suscribió un acuerdo sobre la facilitación de viajes de grupos de ciudadanos chinos a la Argentina entre la entonces Secretaría de Turismo de la Nación y la Administración Nacional de Turismo de la República Popular China.

“Allí el Gobierno Chino reconoció el carácter de destino turístico aprobado a la Argentina, permitiendo que sus nacionales en forma grupal puedan viajar como turistas a la Argentina. A partir de entonces se sucedieron innumerables medidas para fomentar el intercambio de turistas entre ambos países. Lo más cercano en el tiempo, encontramos en el año 2017 los acuerdos firmados entre ambos países para la facilitación de los visados por motivo de turismo”, explicó Aramburu.

Y agregó: «Ello dio lugar al sistema de Autorización de Viaje Electrónica (AVE), que permite a ciudadanos chinos que posean una visa emitida por Estados Unidos o un visado Schengen realizar la solicitud de una Autorización de Viaje Electrónica por Internet ante la Dirección Nacional de Migraciones Argentina».

Se estima que unos 134 millones de chinos viajaron al extranjero en 2019, 4,5% más que el año previo, según cifras oficiales. Antes del brote, el Instituto de Investigación de Turismo Saliente pronosticó que unos 7 millones de chinos viajarían al extranjero durante las festividades de este Año Nuevo Lunar, comparados con 6,3 millones de 2019. Hong Kong, Tailandia, Japón y Vietnam eran los principales destinos, pero los turistas chinos gastan mucho en ciudades como Londres, Milán, París y Nueva York.

De todos esos millones, en el año 2018 llegaron a la Argentina 71.959 turistas chinos y, según datos todavía provisorios del Instituto Nacional de Promoción Turística (INPROTUR), el número creció a 76.569 turistas chinos en 2019, un incremento del 6.4%.

“Año a año ha ido creciendo la cantidad de turistas chinos en la Argentina. Los turistas chinos eligen la Patagonia como lugar preferido de la Argentina, o bien la usan de paso para su viaje a la Antártida (el 16% de los visitantes son de origen Chino según un estudio de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego). Veremos cómo afecta la epidemia a esos números y proyecciones”, concluyó Aramburu.

Coronavirus: Qué peligro implica y las medidas internacionales

“Los coronavirus son virus muy frecuentes y conocidos por la comunidad médica. Probablemente, la mayoría de las personas han tenido alguna infección por coronavirus, ya que son una de las causas principales del resfrío común que conllevan tos, estado gripal y estornudo”, explicó a Infobae el doctor Gustavo Lopardo, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología.

“Pero algunas veces, estos virus tienen la capacidad de hacer cambios en su esquema genético o lo que llamamos mutaciones. Así fue que a principios de este siglo, en 2003, un coronavirus se convirtió en un virus muy peligroso y fue conocido como SARS. Años después otro coronavirus produjo una enfermedad muy frecuente en Medio Oriente y se lo llamó MERS. Y hoy el mundo está atento a un nuevo virus que proviene de China”, agregó el experto infectólogo en el Hospital de Vicente López, Bernardo Houssay y en los laboratorios del Dr. Stamboulian.

Consultada por Infobae, la doctora Denise Feld, médica infectóloga de Helios Salud precisó que la transmisión de estos virus se produce a partir de las gotitas respiratorias al toser o estornudar, el contacto estrecho interpersonal que incluye darse la mano, tocar un objeto o superficie que contenga al virus y luego tocarse la boca, nariz u ojos sin haberse lavado previamente las manos, y raramente contaminación fecal.

El virus fue detectado en China mediante una nueva cepa del conoravirus que no se había identificado previamente en humanos, por lo tanto aún se desconocen sus principales características y esto conlleva a una preocupación sanitaria mundial.

 “Este virus detectado está relacionado genéticamente con el SARS del 2003, pudiendo causar cuadros respiratorios graves en personas con condiciones médicas predisponentes, como Hipertensión arterial, enfermedad cardiovascular, diabetes, enfermedades hepáticas y respiratorias previas. Es importante para las autoridades sanitarias mundiales, el poder establecer si las vías de contagio son más accesibles o fáciles, es decir, que haya transmisión humana sostenida, con lo cual no hace falta el contacto estrecho entre personas, sino que el virus se esparce con mayor facilidad y velocidad y no se limita a grupos de personas”, finalizó Feld.