Joe Biden llamó a cerrar la grieta en su primer discurso como ganador de las elecciones: “Voy a ser el presidente de todos”

El triunfante candidato del Partido Demócrata pidió recuperar los pilares de la democracia. Y dijo que desde el lunes trabajar contra la pandemia de coronavirus.

En su primer discurso como presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden afirmó que la ciudadanía le dio una «victoria clara y convincente», descartando así los cuestionamientos de Donald Trump y su equipo.

En un discurso de unidad que dio en la ciudad donde reside, Wilmington (Delaware), se definió como «un presidente que une, no que divide», y prometió gobernar para todos, lo hayan votado o no.

«Vengo a sanar Estados Unidos. No hay enemigos, somos todos estadounidenses», sostuvo ante el aplauso de sus seguidores. «Voy a ser el presidente de todos», remarcó.

«Hay que reconstruir el alma y los pilares de este país. Y no pasa por demócratas o republicanos. No podemos pensarnos como enemigos. Estados Unidos es un solo país», remarcó para comenzar a cerrar la grieta que divide a los americanos.

«La comunidad negra siempre me apoyó y ahora yo los apoyaré a ustedes», dijo y agregó, al dirigirse, a los votantes de Donald Trump: «Entiendo su frustración, pero es momento que todos nos demos una oportunidad de nuevo, volvamos a escucharnos, a hablarnos, dejemos de tratar a nuestros rivales como enemigos. Este es el momento de curar a Estodos Unidos».

«Hemos ganado con la mayor cantidad de votos de la historia», enfatizó el demócrata, y agregó que se vio sorprendido de la esperanza que ve en la gente de que «el día de mañana ser diferente».

La pandemia y sus consecuencias tuvieron un lugar central en el discurso. Biden dijo que su trabajo comenzará «poniendo el covid-19 bajo control». “El lunes estableceré un grupo de científicos y expertos líderes como asesores» para trabajar «en un plan que entrará en vigencia el 20 de enero de 2021», cuando está prevista su asunción, señaló, marcando diferencias con Trump.

Muchos de los simpatizantes llegaron en coche, en un tipo de concentración que se ha puesto de moda en la campaña demócrata para mantener la distancia social durante la pandemia, pero también otros tantos se aproximaron a pie para concentrarse lo más cerca posible al atril desde donde Biden daría su discurso.

Los organizadores colocaron dos grandes pantallas para el discurso, el más esperado desde que cerraron los colegios electorales la noche de martes.

La ciudad más grande de Delaware, el estado que es la cuna política de Biden y donde ha residido casi toda su vida, estaba deseosa de celebrar la primera noche del presidente electo.

Ante de discurso, su compañera de fórmula, Kamala Harris y vicepresidenta electa sostuvo: «El alma del país estaba en riesgo, el mundo nos miraba con atención y ustedes trajeron el alivio a los Estados Unidos. El pueblo estadounidense a cuidado a la democracia».

Y agregó: «Durante cuatro años ustedes protestaron en búsqueda de igualdad y justicia. Y a la hora de votar se inclinaron por la decencia, la esperanza y la verdad al elegir a Joe Biden como el próximo presidente de los Estados Unidos».

Kamala hizo historia al convertirse en la primera mujer elegida jamás como vicepresidenta de EE.UU., además de la primera mujer negra que llegará a ese cargo, cuando ambos asuman la Casa Blanca el 20 de enero.

Biden, un político tradicional que lleva persiguiendo la presidencia desde la década de 1980, finalmente verá su sueño cumplido en enero, tras superar este sábado la barrera de los 270 delegados en el Colegio Electoral, según las proyecciones de los principales medios de comunicación.

Durante su discurso, Biden también se refirió a la pandemia de coronavirus y confirmó que formará este próximo lunes un grupo de trabajo contra la pandemia de la covid-19, para empezar a elaborar su estrategia a más de dos meses de tomar el poder.

El equipo estará formado por 12 miembros, según informó el medio Axios, y copresidido por tres de ellos.

Uno de ellos será Vivek Murthy, que fue cirujano general de EE.UU. entre 2014 y 2017, durante el Gobierno de Barack Obama; y otro, David Aaron Kessler, que fue jefe de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, en inglés) entre 1990 y 1997, bajo los presidentes George Bush padre y Bill Clinton.

Biden se convirtió este sábado en el presidente electo de EE.UU. después de haber conquistado el estado clave de Pensilvania, según las proyecciones de los principales medios de comunicación del país, mientras que el ya mandatario saliente, Donald Trump, seguía sin reconocer su derrota electoral.

El demócrata se convirtió además en el candidato presidencial que más votos ha ganado en la historia de EE.UU. y superó la cifra mágica de 270 compromisarios que necesitaba en el Colegio Electoral cuando los medios confirmaron que ganará en Pensilvania cuando se acaben de contar todos los sufragios.

Fuente : Clarín