Papa Francisco por el coronavirus: “Estamos todos en la misma barca y somos llamados a remar juntos”

El Papa Francisco llega a la Plaza de San Pedro para entregar una extraordinaria bendición "Urbi et Orbi" (a la ciudad y al mundo), normalmente dada solo en Navidad y Pascua, como respuesta a la pandemia mundial de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) , en el Vaticano, 27 de marzo de 2020. REUTERS / Guglielmo Mangiapane

El sumo pontífice rezó en soledad en la Plaza San Pedro por primera vez en la historia de la Iglesia Católica.

El Papa Francisco​ rezó en soledad desde la Plaza San Pedro del Vaticano y aseguró que toda la humanidad está «en el mismo barco» intentando superar la tormenta que desató la pandemia de coronavirus​ y que es necesario «remar juntos».

Es la primera vez en la historia milenaria de la Iglesia católica que el papa rezó en solitario ante la inmensa plaza vacía de San Pedro, en medio de la crisis por la pandemia de coronavirus que azota al mundo.

La bendición permitió a los más de 1.300 millones de católicos obtener la indulgencia plenaria, es decir, el perdón de sus pecados, en un momento tan difícil, con medidas de confinamiento que afectan a más de 3.000 millones de personas.

La imagen del jefe de la Iglesia católica que reza solo ante la inmensa explanada por el fin de la guerra contra un enemigo invisible que ha causado 25.000 muertes hasta ahora fue casi cinematográfica.