Rusia anunció que intensificará bombardeos en Siria

Los aviones de guerra bombardearán importantes objetivos estratégicos de grupos terroristas «aún más intensamente», dijo el general Andrei Kartapolov, citado por la agencia de noticias Interfax en Moscú.

En los últimos días se concretaron unos 60 ataques contra unas 50 posiciones, especificó. Unos 600 combatientes abandonaron las filas de Estado Islámico (EI) «por temor a ataques».

Fue el propio general Kartapalov quien indicó que EI está «casi arrinconado» y que «en sus filas comenzó el pánico».

Rusia ataca objetivos en Siria para aliviar a las tropas del presidente sirio Bashar al Assad y también habría golpeado a rebeldes moderados, según asegura Occidente.

Según informó este sábado el Observatorio sirio de Derechos Humanos, en los últimos cuatro días los ataques aéreos rusos en Siria causaron la muerte a 39 civiles.

Entre los fallecidos habría ocho niños. Además, perdieron la vida otros 14 extremistas y rebeldes: 12 yihadistas de EI y dos combatientes del frente de Al Nusra, cercano a Al Qaeda, añadió el Observatorio.

El vocero del Kremlin Dmitri Peskov rechazó los reportes sobre civiles muertos como propaganda hostil. «Las primeras informaciones al respecto ya habían llegado antes de que nuestros aviones de guerra despegaran», aseguró.

Todas las acciones de Moscú en el país convulsionado por una guerra civil son «absolutamente transparentes», sostuvo.

Las fuerzas aéreas rusas comenzaron a atacar objetivos en la noche del martes. Según los activistas, recientemente bombardearon una región montañosa al norte de la ciudad portuaria de Latakia en la que una organización internacional presta ayuda a heridos.

Por el momento, no hay datos sobre posibles víctimas. En Latakia viven mayoritariamente defensores del presidente Al Assad. La ciudad ha sido atacada con frecuencia por rebeldes islamistas.

El Observatorio afirma que los ataques también golpearon una base de la milicia al oeste de Al Raqqa, considerada la capital no oficial del EI.

El primer ministro británico, David Cameron, criticó el proceder de Moscú. «Está completamente claro que Rusia no diferencia entre Estado Islámico y los grupos opositores legítimos. De esta manera apoyan al carnicero Assad, lo ayudan y solamente empeoran la situación», aseveró Cameron.

Te puede interesar
Para Bill Gates, la próxima pandemia "será diez veces peor" que el coronavirus

El jefe de gobierno ruso Dmitri Medvedev rechazó las críticas. Con los ataques Moscú busca mantener alejados de su territorio a los islamistas, dijo en una entrevista emitida este sábado por el canal de televisión Rossiya 24.

«Protegemos al pueblo de Rusia del terrorismo, porque es mejor hacerlo en territorio extranjero que en el propio», indicó el primer ministro ruso.

El presidente de EEUU, Barack Obama, advirtió el viernes que los esfuerzos de Rusia por apoyar al régimen sirio sólo la «meterán en un atolladero».

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca, el mandatario consideró que la intervención militar rusa «no funcionará» y dañará a la oposición moderada siria, necesaria para lograr una solución política sin Al Assad.