Vendía marihuana en General Alvear y fue condenado a cuatro años y medio de prisión

- Publicidad -

Un juicio abreviado en un Tribunal de Azul finalizó con la condena para un joven a cuatro años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo y al pago de una multa, después de que fuera hallado autor de una infracción a la Ley de Estupefacientes.

Fuentes judiciales informaron que este proceso se había tramitado en el Tribunal Oral en lo Criminal número 2 y que esta sentencia de primera instancia recayó en un alvearense que actualmente tiene 20 años de edad y se llama Jonathan Maximiliano “Cucho” García.

En el juicio abreviado Luis Surget, magistrado que intervino desde el Tribunal Oral en lo Criminal número 2 en esta causa, lo declaró autor penalmente responsable de los delitos de tenencia ilegítima de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas destinadas directamente al consumidor en concurso ideal con comercialización de estupefacientes.

Allanamiento y aprehensión

Una casa ubicada en el Barrio Tortorici de General Alvear se había convertido en escenario de un allanamiento donde, el 8 de marzo del año pasado, el encausado fue aprehendido, después de que en su poder se hallaran e incautaran marihuana y elementos relacionados con la comercialización al menudeo de ese tipo de sustancia estupefaciente.

Así fue mencionado en el fallo, al dar por demostrada la existencia del hecho por el que el alvearense fue condenado.

“Encuentro legalmente acreditado que, al menos en el período comprendido entre el día 12 de julio del año 2017 hasta el día 8 de marzo del año 2018, Jonathan Maximiliano García, en el domicilio que habitaba -sito en Barrio Tortorici de la ciudad de General Alvear- se dedicó a la comercialización de estupefacientes del tipo cannabis sativa (marihuana) en dosis fraccionadas destinadas directamente al consumidor”, escribió el Juez Surget en la resolución.

Con relación al allanamiento que ese ya mencionado 8 de marzo del año anterior derivó en el arresto del encausado, la medida cautelar se hizo efectiva después de que en el proceso abreviado se diera por demostrado que García “tenía ilegítimamente bajo su guarda y disposición con fines de comercialización en dosis fraccionadas, sustancias estupefacientes del tipo marihuana y elementos utilizados y demostrativos de la ultra finalidad de comercialización de los estupefacientes”.

Aquel día en que el joven fue aprehendido, durante el allanamiento la Policía secuestró un tarro “con vestigios de marihuana” y otro en cuyo interior había “un cigarrillo de fabricación casera de marihuana”. También se incautaron un “envoltorio de nylon verde conteniendo una sustancia similar a la marihuana” y recortes de nylon, “estando uno anudado en su extremo con vestigios de marihuana”.

Dinero en efectivo, supuestamente relacionado con la venta al menudeo de estupefacientes, fue hallado durante este procedimiento por parte del personal policial que intervino en el mismo.

Además, los efectivos pertenecientes a la Estación de Policía Comunal de General Alvear que participaron en allanamiento secuestraron teléfonos celulares, porros, semillas de cannabis sativa y picadura de marihuana.

En el fallo se detalló que los cinco cigarrillos de fabricación casera tenían, en total, 2.5 gramos de marihuana; y que en un envoltorio incautado había unos 20 gramos de esa misma sustancia.

Una denuncia

Una denuncia radicada en sede policial había sido la que dio inicio a esta investigación penal que semanas atrás finalizó con la condena en primera instancia para el joven declarado autor de una infracción a la Ley 23.737.

En el marco de las pesquisas llevadas a cabo tras aquella denuncia, efectivos policiales que realizaron tareas de seguimiento pudieron constatar que el encausado se dedicaba a la venta al menudeo de la droga.

Además, para demostrar su autoría en el hecho, se valoraron como pruebas capturas de pantalla de la red social Facebook y mensajes hallados en los teléfonos celulares incautados durante el procedimiento donde García resultara aprehendido. También, fotografías tomadas en momentos que llevaba a cabo esta conducta delictiva en diferentes lugares de la ciudad de General Alvear.

En esas capturas de pantalla se lo observaba al joven “manipulando marihuana y armando porros de confección casera”, se mencionó en el fallo.

El resultado del allanamiento realizado en la casa del imputado, del mismo modo que “las observaciones que realizaron efectivos policiales; las transcripciones de mensajes de telefonía” y “la circunstancia de que las sustancias prohibidas eran detentadas en dosis fraccionadas”, sirvió para que el juez que intervino en este proceso abreviado concluyera que en el caso había quedado demostrada “la ultra finalidad de la conducta de comercialización al menudeo de estupefacientes desplegada por García”.

Extraído de www.diarioeltiempo.com.ar

Fuente; alvearya