Hace 128 años nacía la unión cívica radical

“nuestro partido nació como la expresión de los sectores más postergados de su tiempo e hizo históricos aportes en los momentos más difíciles de nuestro país .de nosotros depende de que este del lado de los que menos tienen o de los grupos de poder. de nosotros depende de que sea un instrumento a servicio del pueblo” Carlos Antonio Gorosito.

“Quienes ingresamos a la vida política desde nuestra temprana juventud y lo hicimos desde las filas de la Unión Cívica Radical sabemos lo que el partido representa en el cuadro general de las ideas y de la acción política en Argentina. Nuestro partido nació el 26 de junio de 1891 hace hoy 128 años. Su génesis esta junto al pueblo, se fundó no solo para representar a los sectores medios de la sociedad de entonces, a los inmigrantes, a los orilleros, en la Unión Cívica Radical ”como en la hora primera de la Independencia, cabe todo el pueblo argentino” como escribió alguna vez Horacio Oyahnarte. Pero cuando Alem dice que el radicalismo es la “la cusa de los desposeídos” marca uno de los puntos culminantes en la formación del partido. Argumentaría Raúl Alfonsín que “sin el apoyo de los desposeídos, ni siquiera los nacientes sectores industriales y ni siquiera de aquellos productores de la tierra que se estaba pauperizando cada vez más podrían enfrentar las estructuras del régimen. La idea del protagonismo popular, el rescate yrigoyeneano del sufragio era una idea transformadora y emancipadora a la vez, porque nada podría seguir igual con el voto libre del pueblo y porque no se podría vender al país con el voto libre del pueblo”. Por eso el radicalismo encabezo revoluciones en el país y no para tomar el poder por las armas, sino para lograr la participación del pueblo por medio del voto. Nuestro partido nació para representar al pueblo y garantizar la participación popular. Fue el partido que con sus luchas logro el voto UNIVERSAL MASCULINO, SECRETO Y OBLIGATORIO, y con sus luchas ungió en 1916 al primer presidente elegido por la voluntad popular: el Dr. Hipólito Yrigoyen, el partido que se expresó contra el fascismo y las desviaciones totalitarias del peronismo(pago entre otras cosas con Balbín preso), el partido de la justicia social, de las libertades públicas, el partido que lucho contra todas las dictaduras, el partido que junto al pueblo y bajo el liderazgo del Dr. Raúl Alfonsín recupero para todos los tiempos la democracia. El radicalismo en su nacimiento canalizo las aspiraciones de las mayorías nacionales y populares y propugnaba la Independencia del Estado. Ahora bien que quiere decir Independencia del Estado? Para responder voy a utilizar un razonamiento de Raúl Alfonsín: quiere decir que el Estado no puede subordinarse a poderes extranjeros, no puede subordinarse a los grupos financieros internacionales, pero tampoco puede subordinarse a los grupos privilegiados locales. La propiedad privada cumple un rol fundamental en el desarrollo de los pueblos, pero el Estado no puede ser propiedad privada de los sectores económicamente poderosos. Hay quienes suelen pensar que los dueños del dinero o de las empresas tienen que ser los dueños del Estado. Los radicales creemos que el Estado debe ser Independiente ni propiedad de los ricos, ni propietario de los medios de producción. Para garantizar la Independencia del Estado debe existir el protagonismo popular, pero el radicalismo ante que una ideología es una ética. ¿De que serviría el protagonismo popular, de que serviría el sufragio, si los gobernantes elegidos a través del voto se dejaran corromper por los poderosos, o se hicieran socios de estos y fomentaran la corrupción? . Muchos ya me han dicho que no hable más del radicalismo, sino tiene gravitación en la vida política del país, si ya ha prácticamente desaparecido, si nuevas formas de organización están reemplazando a los partidos tradicionales como la UCR, si el mundo ha cambiado. No tengo la envergadura intelectual de ninguno de los Padres fundadores de nuestro partido, ni de que aquellos otros dirigentes que más adelante nutrieron a nuestro partido de doctrina y filosofía direccionando su pensamiento en la búsqueda de una sociedad justa y fraterna, lo que no me habilitaría para pontificar sobre el destino de la UCR, pero de los 64 años de vida que tengo 50 se lo entregue en forma ininterrumpida al radicalismo y todavía sueño verlo siendo la columna vertebral de un movimiento transformador en la argentina, y no solamente de mero acompañante de políticas que deciden otros. Quiero afirmar que el radicalismo está vivo, y de nosotros depende de que este al lado de los poderosos o de los que menos tienen. La UCR debe influir en las decisiones políticas que se tomen para implementar las distintas políticas públicas y no para consolidar un statu quo sino para logran la implementación de políticas al servicio de la gente poniendo la mirada en el amplio abanico de los sectores postergados. Creo firmemente en los partidos políticos, en los partidos políticos de los militantes, que al mismo tiempo puedan ser cuadros que tengan conciencia hacia dónde queremos ir y equipos técnicos bien formados para ejecutar las políticas públicas. Sé que los tiempos han cambiado que ya no volverán más Alem, Yrigoyen, Sabattini ,Larralde, Lebenshon, Illia, Juan Carlos Pugliese, Ricardo Balbín , Conrado Storani ,Alejandro Armendáriz o Raúl Alfonsín. Sé que debemos estar a la altura del Siglo XXI para ayudar a resolver desde el Estado los problemas de nuestro tiempo, pero modernizarnos no significa pintar los comités con la nueva estética ,ni solamente incorporar tecnología, ni hacer cursos de capacitación solamente, significa tener un rumbo sustentado en una doctrina. Se además trata de encarar un nuevo y gran desafío no podemos buscar a candidatos que son populares por su condición de artistas, deportistas, periodistas etc. etc., o personas que se hicieron famosas por algún suceso personal de su vida. Y esto no significa que no puedan ser representantes del pueblo quienes provengan de estos ámbitos, en tanto y en cuanto asuman comprometerse en la búsqueda de una sociedad mejor. Un dirigente político no se forma de un día para otro, requiere tiempo, ahí debe estar uno de los trabajos de la UCR .Hoy en otros lugares del mundo y aquí también las agrupaciones políticas asumen nombres que los asemejan más a una ONG (organización no gubernamental), son denominaciones abstractas y ahí están en España: Podemos y Ciudadanos, en Francia: En Marcha o FranciaInsumisa, y aquí en Argentina en las elecciones de 2017: Evolución, Creo, Cumplir, Cambiemos, Vamos Juntos, 1País,Unidad Ciudadana etc ,etc. Y ahora nuevamente Juntos por el Cambio, Frente de Todos, Consenso 2030, Despertar etc etc. Debemos bregar para que existan partidos políticos que fijen posiciones en todos los temas, tengan doctrina y filosofía, formen equipos técnicos para poder gobernar y darle soluciones concretar a los hombres y mujeres de carne y hueso. A 128 años de la creación de nuestro partido tamaña tarea tenemos los radicales, volver a lograr que el radicalismo vuelva a ser fuerza mayoritaria en el país. Esto no implica no formar parte de Colaciones o Frentes electorales que lo debe definir nuestro órgano máximo como es la Convección. Nuestros próceres partidarios ya no están es ahora tarea nuestra y no vengamos con que el partido no nos contiene y nos vamos, a veces formando partiditos para obtener una candidatura nada más. Hay muchos radicales en el país, diseminados por todos lados, si con todos los errores y equivocaciones que hemos cometido la UCR no desapareció no desparecerá si retómanos la vocación mayoritaria y popular que nos legaron los padres fundadores, la tarea está dentro del partido aunque no lleve toda la vida!” Carlos Antonio Gorosito Ex – Intendente Municipal (1991-2015)- Ex – Presidente del Comité Pcia. de Bs. As de la UCR.(2005-2007),Saladillo 26 de junio de 2019