“Más allá del horario de cierre, nos preocupa que la mayoría de los rubros pueda trabajar”, afirman desde la Cámara de Comercio

La Cámara de Comercio trasladará dudas e inquietudes de sus representados.

Tras los primeros días de esta nueva etapa de cuarentena, en la que se habilitaron algunos otros rubros y se redujeron los horarios comerciales, entre otras medidas, los vecinos comunicaron sus inquietudes a la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Saladillo.

La reducción del horario comercial de los almacenes y verdulerías, entre otros rubros, que pasó de las 19:00 a las 17:00, fue uno de los principales motivos de enojo de los comerciantes: “Hay algunos enojados, pero lo que les explicamos nosotros es que tengan en consideración que ellos nunca dejaron de trabajar; hay otros rubros que no pudieron abrir y que por mucho tiempo no van a poder abrir”, contó Alejandro Repetto, representante de la Cámara de Comercio.

En los rubros mencionados, se destacan los albañiles, gasistas, plomeros, electricistas; rubros con atención personalizada como peluquerías, salones de estética, profesionales independientes, entre otros. La autorización ya está solicitada aunque no se sabe cuándo puntualmente podrá habilitarse.

Además, contó que fue una decisión en conjunto y sus motivos: “El Consejo tiene 14, 15 personas; se consideró que era mejor bajar el horario porque estamos entrando en una etapa en la que cada día va a haber más casos confirmados o sospechosos”.

En ese sentido, agregó: “Cuando lo plateas de ese lado, los comerciantes lo reconsideran y entienden. Nosotros los entendemos y ellos tienen que entender a quienes no pueden trabajar o recién ahora lo están pudiendo hacer con unas modalidades que no son lo mismo que estar abiertos”.

De todas formas, Alejandro admite que “más allá del horario de cierre, nos preocupa que la mayoría de los rubros puedan trabajar, así sea en horario reducido u otra modalidad, pero que todos puedan trabajar”. Por último, sobre la modalidad de delivery, agregó: “Si bien van a vender, no es lo mismo que tener un comercio abierto y que la gente entre al negocio”.