Servicios Urbanos sumará una barredora de cordón cuneta para el mantenimiento de la planta urbana

Esta mañana, el Municipio realizó la licitación para la compra de una barredora y niveladora de arrastre para las cuadras con piedra dolomita y cordón cuneta, que hoy son 200 y se planea sumar 50 cuadras más. Esta maquinaria es fundamental para mantener limpios los desagües, y específicamente para cuidar la dolomita de las calles.

Estuvieron presentes el intendente José Luis Salomón; Mauricio Zanazzi, de la Subsecretaría de Obras y Servicios públicos; Diego Valverde, de la Dirección Municipal de Servicios Urbanos; Yamila Artigas, Subsecretaria de Legales y Técnica; Diego Luca, Jefe de Compras. La firma Areco Maquinarias S.R.L cotizó $1.800.000; y la firma Alvarenque Miguel Román lo hizo por $1.880.000.

Es una barredora de arrastre, con cepillo y cuchillas de tipo motoniveladora pero más chica, sin la capacidad y potencia de empuja de una motoniveladora, que hace el efecto para recoger el barro o tierra que va dejando el cepillo. La idea es continuar con el mantenimiento en la planta urbana”, explicó en principio Zanazzi.

Luego, Valderde sumó: “Agradecemos el esfuerzo que hace el Municipio, sabemos que son tiempos difíciles. Como lo explicó el intendente, el tema de mantener limpio el cordón cuneta es para que pueda cumplir la función que tiene, que es la del desagüe, en los tiempos de lluvia”.

Te puede interesar  Casi un 20% de saladillenses recibe el IFE: en el segundo pago, ingresaron más de $55 millones a Saladillo

Salomón, en tanto, agregó: “Nosotros hoy tenemos 200 cuadras de cordón cuneta, y el trabajo lo estamos haciendo con las barredoras que tienen que trabajar en el pavimento. El sistema del cordón cuneta con piedra dolomita es muy particular, ya que el barrido debería dejar la dolomita en el lugar, porque es un material caro y no es un suelo común”.

Esta barredora y niveladora de arrastre lo que garantiza es que mueve el suelo de los cordones cuneta, lo barre hacia el centro, y permite de alguna manera mantener y conservar el abovedado de la calzada. Tenemos en marcha unas 50 cuadras más para realizar en poco tiempo, ojalá lo podamos hacer. Entonces empezamos a evaluar la posibilidad de adquirir una maquinaria para este trabajo específico, y que además permita el mantenimiento”, cerró el intendente.