IFE: cómo es el proyecto de las empresas para convertir el bono en empleo

IFE: cómo es el proyecto de las empresas para convertir el bono en empleo
IFE: cómo es el proyecto de las empresas para convertir el bono en empleo

Distintas cámaras le acercaron al Gobierno una propuesta para que el Ingreso Familiar de Emergencia sea absorbido por el ATP y así generar puestos de trabajo.

Mientras corren los días a la espera de un anuncio sobre cuándo y de qué modo se implementará el cuarto pago del Ingreso Familiar de Emergencia, cámaras empresarias llevaron hasta el Ministerio de Economía un proyecto para que el IFE sea absorbido por el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y así generar hasta 4 millones de puestos de trabajo.

Cómo es la propuesta

De acuerdo con lo publicado por el sitio Iprofesional, el objetivo de estas empresas es que las eximan del pago de aportes y contribuciones durante el primer año a cambio de «capacitaciones» remuneradas y regularizar esas obligaciones por las incorporaciones en el período siguiente.

La otra condición, además, es que se levante la prohibición sobre despidos que rige actualmente, así como la doble indemnización.

«Lo que proponemos es transformar el IFE en ATP. En un primer paso, para capacitar a la gente y, segundo, para ayudar al pago de salarios», afirmó el directivo de una de estas empresas, que ya mantuvo reuniones con diversos ministros.

En síntesis, la oferta consiste en absorber el empleo que se perdió en estos meses y, en contrapartida, recibir subsidios, beneficios fiscales y una reducción de los costos laborales.

Cuál es el estado del mercado laboral

Desde que comenzó la pandemia, y a raíz del impacto que generó junto con la cuarentena, se perdieron 3,7 millones de empleos entre abril, mayo y junio de este año. A su vez, se estima que unas 200 mil empresas acudieron a la asistencia del ATP para poder pagar el salario de sus empleados.

Qué piensan en el Gobierno

Con un déficit en las cuentas públicas de $167.182 millones que, como el mismo Gobierno reconoció, estuvo empujado significativamente por las erogaciones del IFE y el ATP (ascendieron a $71.500 millones), la propuesta de los empresarios sigue la misma línea ya planteada por distintos funcionarios del oficialismo: que la entrega del bono de $10.000 implique en el mediano plazo alguna contraprestación.

Te puede interesar
Jubilación de amas de casa: cuáles son las condiciones para acceder a la moratoria

En ese sentido, tanto el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, como la titular de la Anses, María Fernanda Raverta, admitieron que se estudian diversas iniciativas para que quien recibe la ayuda del Estado se forme laboralmente, se capacite en un oficio o concluya sus estudios. Además, el número de beneficiarios se reduciría a alrededor de 3 millones de personas.

“Estamos pensando varias políticas públicas, acompañar a los chicos de 18 a 24 años que no tengan empleo. También nos preocupan las mujeres. Nos preocupa la población con edad próxima a la jubilación. Estamos estudiando las distintas herramientas», aseguró Raverta.

Cuándo será el anuncio

En paralelo, distintas versiones indican que la Casa Rosada anunciará en los próximos días el desembolso del IFE 4. Si bien algunos advierten que en el Ejecutivo se trabaja para que ese auxilio se focalice, otros tantos señalan que ese trabajo de entrecruzamiento de datos resulta demasiado complejo y que, en ese contexto, se mantendrá el mismo esquema que en la entrega del tercer bono. Es más: afirman que el 9 de noviembre sería la fecha en que comenzará a pagarse.