El imputado por el femicidio de Guadalupe Eseiza fue investigado en Saladillo

Este fue el momento en el que se retiraba el presunto femicida de la dependencia policial de Saladillo

Esta mañana permaneció en Saladillo Sergio Ramón Olivera, el imputado en el femicidio de su prima de 10 años, Guadalupe Eseiza, quien fue brutalmente asesinada a golpes y calcinada en Lobos. «No estoy autorizado a decir las tareas que se realizaron acá«, aseguró el Subcomisario Máximo Castillo.

A propósito del imputado, Castillo contó que «sigue siendo investigado por esos hechos«, y quien está a cargo es la Fiscal Patricia Hortel. El Subcomisario, además, contó que luego el presunto femicida fue trasladado «al lugar en donde estaba alojado«, sin brindar más detalles al respecto.

«No estuvo alojado, pero vino aquí -a Saladillo- por unas cuestiones de seguridad y organización jurídica. Se lo trajo temprano, y estuvo apartado de la población común, donde permaneció hasta el momento que se realizaron las dirigencias«, cerró Castillo.